34 91 239 70 77
Novedades del sector

La industrialización de los sistemas híbridos en cubiertas favorece la descarbonización de los edificios, según WOLF

Publicado: 29/05/2024


  • La industrialización permite llevar los equipos generadores a la cubierta del edificio, reduciendo la huella de carbono en su interior.

  • Entre las soluciones industrializadas más demandadas destacan las Unidades Térmicas de Cubierta (UTC), capaces de adaptarse a cada edificio.

  • El diseño de las UTC cumple tanto el RITE como la norma UNE-EN 60.601, y todos los equipos están comprobados en los talleres y están homologados.


Madrid, 29 de mayo de 2024. El parque edificado en España tiene una media de antigüedad de 50 años, con bloques de viviendas que tienen una demanda energética muy alta y no fueron diseñados para incluir tecnología de alta eficiencia, como son las bombas de calor, en su estructura, pero sí en su cubierta, mediante sistemas híbridos con calderas de condensación o energía solar.


Para dar solución a las instalaciones más complejas, la industrialización permite llevar los equipos generadores a la cubierta del edificio, reduciendo la huella de carbono en su interior y facilitando la integración de nuevos sistemas de producción y la adaptación de las salas de máquinas.


Según WOLF, compañía que lleva más de 15 años diseñando y fabricando este tipo de soluciones, la industrialización de los sistemas híbridos proporciona múltiples ventajas: ofrecen servicios de calefacción, refrigeración y producción de agua caliente sanitaria (ACS) y posibilita la combinación de las bombas de calor con las calderas de condensación.


Entre las soluciones industrializadas más demandadas destacan las Unidades Térmicas de Cubierta (UTC), capaces de adaptarse a cada edificio. “Estos equipos aportan una mayor seguridad porque su instalación es en el exterior del bloque, además de estar prefabricados en el taller estando listos para su conexión”, detalla Carmen Iglesias, responsable de UTC de WOLF Ibérica. “Asimismo”, prosigue, “estas unidades son aptas tanto para instalaciones preexistentes como nuevas, son resistentes a la intemperie, tienen un fácil acceso para el mantenimiento, y hay una gran variedad de equipos estándar con la posibilidad de hacer configuraciones a medida, que es en donde WOLF es experto”.


Aunque requieren una planificación previa más exhaustiva, durante su puesta en obra, que se suele realizar en la cubierta, se reducen los plazos de ejecución. 


Entre la amplia gama de UTC de WOLF, destacan las soluciones industrializadas estándar: Basic, que son equipos autónomos especialmente diseñados para reformas de calderas existentes, con potencia térmica útil de hasta 2.000 kW; FunctionLine, equipos autónomos de versátil instalación y equipamiento funcional, con potencia térmica útil de hasta 4.000 kW;  ConfortLine, equipos de altas prestaciones y con una amplia gama de accesorios de serio, con los requisitos que establece el RITE, también con potencia térmica útil de hasta 4.000 kW. También destaca UTC System, equipos diseñados a medida para satisfacer las demandas de calefacción, ACS, refrigeración y ventilación del edificio.


“De todos los equipos alta calidad que fabricamos, hay casos de éxito de los que nos sentimos orgullosos, como es la instalación de una UTC Híbrida en un edificio de 70 viviendas, que lleva funcionando un año. Se trata de una hibridación al que se le da servicio de producción de ACS, a través de dos CHA, y calefacción. Si había demandas muy exigentes o, por alguna circunstancia, se quedaba sin servicio la aerotermia, se disponía de cuatro calderas para apoyo, dando servicio de calefacción. Cuando llevaba varios meses funcionando, tomamos datos y nos dimos cuenta de que el edificio no consumía gas, casi todo lo hacía la aerotermia”, explica Iglesias.


El diseño de las UTC cumple tanto el RITE como la norma UNE-EN 60.601, y todos los equipos están comprobados en los talleres y están homologados.


Sobre WOLF:


WOLF es uno los proveedores líderes de sistemas de calefacción, climatización y ventilación. Con sede en Mainburg (Alemania), cuenta con nueve filiales y 60 distribuidores en todo el mundo.


La tecnología de calefacción y climatización de WOLF está presente en edificios representativos como el Ayuntamiento Rojo de Berlín y el Kremlin de Moscú.


Esta compañía ayuda a los arquitectos, los instaladores y los usuarios a planificar y coordinar por completo los componentes de calefacción y aire acondicionado para las áreas de calefacción, energía solar, aire acondicionado y ventilación. Su objetivo, facilitar una climatización óptima y un ahorro energético tanto en viviendas unifamiliares o bloques de viviendas como en edificios de oficinas y naves industriales.

La industrialización de los sistemas híbridos en cubiertas favorece la descarbonización de los edificios, según WOLF